Generoso

El vino generoso, también conocido como vino fortificado, es un vino al que se le ha añadido alcohol procedente de la fermentación de la uva, para aumentar su graduación con el fin de protegerlo de micro-organismos durante las largas crianzas a las que es sometido. Una vez finalizada la fermentación tiene lugar la crianza biológica mediante unas levaduras que se instalan en la superficie del vino, que se alimentan tanto del alcohol como del oxigeno, llegando a cubrir totalmente la superficie del vino protegiéndolo de la oxidación. Es lo que se conoce como el velo flor. Según sus características, estos vinos son clasificados como Manzanilla, Fino, Amontillado, Oloroso o Palo Cortado antes de iniciar su crianza. Los vinos generosos más conocidos son los vinos de Jerez o Montilla Moriles, vinos que se han forjado una gran reputación después de muchos siglos de una elaboración única en el mundo.

filtros activos